Jaime Arellano valoró el proceso de oralidad civil en Formosa y dijo que esto trae transparencia, celeridad e inmediación con el juez

El director Ejecutivo del Centro de Estudio de Justicia de las Américas, Jaime Arellano valoró todo el trabajo que está haciendo el Poder Judicial de Formosa para seguir avanzando en los procesos orales dentro del fuero Civil y destacó como hecho positivo que ya se ha instalado la audiencia preliminar usando el Código Procesal de Formosa, lográndose celeridad y una mejor calidad en la información.

El doctor Arellano fue uno de los expositores de la réplica del “III Programa Interamericano de Capacitación para la Reforma Procesal Civil” que tuvo lugar el lunes a las 16 en el salón principal de la Escuela Judicial, en el sexto piso del edificio de Tribunales.

El tema central abordado fue la gestión judicial y oralidad; la Oficina Judicial como instrumento en la reforma de la Justicia civil y su impacto en la litigación.

Esta fue la tercera ocasión en que el doctor Arellano visitó Formosa. Lo hizo por primera vez en 2017 y fue parte de los comienzos de la oralidad civil en nuestra provincia.

En esta ocasión, el seminario realizado forma parte de la réplica del programa de formación que tuvo lugar en Santiago de Chile y del que participó la doctora Paola Celeste Falco, secretaria de la Oficina de Gestión de Audiencias para el fuero Civil y Comercial de Formosa, además de impulsora y replicadora de dicha jornada.

En declaraciones a este portal, Arellano dijo que uno de los objetivos es discutir y avanzar con la Oficina de Gestión de Audiencias para separar las funciones administrativas de las que son exclusivas de las juezas y jueces, y en este sentido dijo que el debate generado fue muy positivo y enriquecedor.

Señaló que este proceso de oralización es “irreversible” y el saldo altamente satisfactorio. “Donde se instaló la oralidad en materia civil se ven resultados en términos de rapidez tanto para los jueces como para todos los ciudadanos y ciudadanas, los justiciables y hasta a los propios abogados”, subrayó Arellano quien recordó su rol de abogado litigante.

“Uno como abogado se beneficia porque va logrando resultados en la causa mucho más rápidos y lo que puedo decir de Formosa es que aquí hay una masa crítica importante de personas que se ha formado pero creo que hay que seguir avanzando en la capacitación a los abogados en destreza de litigación oral en materia Civil, lo que se llaman procesos adversariales civiles”, remarcó el profesional, quien instó a seguir con la capacitación de jueces y juezas que ya han tenido formación pero que pueden todavía seguir profundizando sus conocimientos para tener procesos más rápidos, dirigir mejor las audiencias y sacar el mejor provecho.

Asimismo, opinó que todo lo hecho hasta ahora es muy positivo pero consideró que falta extender la oralidad a la audiencia de juicio o de prueba e introducir la Oficina de Gestión de Audiencias en todo el sistema de Justicia civil para empezar a concentrar la actividad administrativa en una oficina distinta, de tal forma que las juezas y jueces se puedan dedicar enteramente a resolver los conflictos, es decir a hacer lo que más saben hacer que es la función jurisdiccional.

“La oralidad trae transparencia, publicidad de los actos judiciales, mayor velocidad e inmediación, es decir la cercanía de los jueces y juezas con las partes en conflictos y sobre todo un mecanismo que mejora la calidad de la información que se produce para el magistrado actuante tome decisiones”, concluyó.

La capacitación como eje del debate

La actividad de capacitación contó con la presencia de magistrados, funcionarios y empleados judiciales, y abogados del foro local.

El ministro del Superior Tribunal de Justicia, Ariel Gustavo Coll formuló las palabras de apertura en medio de un estrado compartido con el doctor Arellano y las coordinadoras del programa en Formosa, la secretaria de Recursos del Superior Tribunal de Justicia, María Celeste Córdoba y la jueza Civil y Comercial N.º 4, Claudia Pieske de Consolani.

El evento fue declarado de interés judicial por el Superior Tribunal de Justicia, a través del Acuerdo 3019 Punto Noveno de fecha 6 de junio.

En horas de la mañana, la comitiva de magistrados y funcionarios mantuvo una reunión protocolar con ministros del Superior Tribunal de Justicia, en el marco de una amena reunión que tuvo lugar en el Salón de Acuerdos “Manuel Belgrano” de la Corte Provincial.

Con posterioridad, en Tribunales hubo una mesa de trabajo privada que deliberó por espacio tres horas sobre Gestión Judicial y Oralidad. Participaron representantes y el equipo técnico en gestión del Superior Tribunal de Justicia, responsables de la Escuela Judicial y coordinadores del Proyecto sobre Oralidad Efectiva y jueces. Esta mesa de trabajo contó con la participación del doctor Arellano.

La jornada propiamente dicha comenzó a las 16 horas con las palabras de apertura del ministro del Superior Tribunal de Justicia, Ariel Gustavo Coll. Luego, desarrolló su disertación Jaime Arellano abordando el tema: "La Gestión Judicial en el marco de la Reforma a la Justicia Civil".

Después, se habilitó un espacio de discusión abierta donde los participantes y asistentes formularon preguntas sobre el tema analizado.

A su término, la doctora Falco se refirió al tema: "El Estado de situación provincial en materia de gestión judicial y oralidad. Evolución y estadísticas. Funciones de la OGA del fuero civil", y para finalizar la doctora Mariela Scagliotti habló sobre experiencias del caso Neuquino.

Las palabras de cierre de la jornada estuvieron a cargo de la coordinadora del Programa de Oralidad para el Fuero civil y Comercial, Claudia Pieske de Consolani, quien es a su vez, titular del Juzgado Civil y Comercial N.º 4, dependencia judicial que llevó adelante la primera experiencia piloto en la provincia.

Coll: "Este es un proceso irreversible"

Al hablar en la apertura de la jornada, el doctor Ariel Gustavo Coll volvió a calificar de “muy acertada” la decisión política que tomó el Superior Tribunal de Justicia en el año 2014 al iniciar el proceso de oralidad en el fuero Civil y Comercial de Formosa que comenzó con un plan piloto que luego y dado sus resultados altamente positivos, se convirtió en definitivo abarcando las distintas Circunscripciones.

Explicó que en ese momento se pretendía reducir los plazos procesales de resolución de conflictos, incrementar la calidad de las decisiones judiciales a través de la inmediación del juez, la presencia del juez y la concentración de las pruebas y aumentar la satisfacción de los usuarios mejorando el acceso a Justicia.

“Como todos estos pasos tienen que ser medidos porque sino parece que estamos proponiendo cosas que no conducen a nada, quienes redactaron el programa también propusieron en su momento una encuesta de opinión. Y las encuestas fueron contundentes y a nosotros mismos nos asombraron las encuestas de opinión por los altos niveles de conformidad alcanzados”, reseñó el magistrado.

Tras calificar de “irreversible” a este proceso que está en marcha, elogió la presencia del doctor Jaime Arellano, de quien dijo que es uno de los hombres que más sabe de esta materia, además de ser director Ejecutivo del CEJA, que es un organismo que pertenece al ámbito de la OEA, que tiene como función promover estudios en los procesos de resolución de conflictos en toda América, con capacitadores que van "evangelizando" por todo el continente”, señaló, y agregó: “Esto es un viento que se lleva todo por delante y el que se quiera oponer lamentablemente va a ser llevado por el viento”.

Resolver los conflictos

Tras insistir en que no hay forma de volver atrás, a los procesos escritos, pesados y estructurales, el doctor Coll reiteró que la única función de los jueces es resolver los conflictos de la gente,y hacerlo lo mas rápido y transparente posible, tratando de concentrar en una audiencia todo lo que se pueda, incentivando a los abogados a que nos acompañen en este proceso de mejora constante porque ellos también van a ganar si ganan en celeridad y transparencia las decisiones judiciales.

“Pero hace falta un pasito más que es por supuesto la reforma procesal civil. El Código Procesal Civil pero si tenemos estas bases, podemos mostrar estos resultados y le podemos decir a la Legislatura y al poder político que esto esta funcionando y trayendo grandes satisfacciones a los usuario”, subrayó Coll, quien abogó por la redacción de un nuevo Código Procesal Civil que pueda rendir frutos no solo a la administración de Justicia sino al pueblo de la provincia de Formosa.

“Nosotros dimos el primer paso, modificamos el sistema con nuestras limitaciones, con nuestras propias reglas, acotado como estamos a un Código Procesal Civil y Comercial, que estudia algunas reformas de Nación pero también se quedo a mitad de camino, pero lo hemos logrado y estamos caminando en un sendero que ya es irreversible”, insistió.

Compartir ...

Enviar a FacebookEnviar a Google PlusEnviar a TwitterEnviar a LinkedInEnviar por email

Usuarios online

Hay 179 invitados y 2 miembros en línea